En el año 2012 Ermenegildo Zegna lanzó su proyecto ZegnArt, una serie de proyectos internacionales realizados en el campo de las artes visuales contemporáneas, en colaboración con curadores, instituciones y organizaciones culturales.

El primer proyecto se lanzó nada más ni nada menos que en la capital italiana de la cultura y el arte: Roma. Y allí fuimos junto a un grupo de periodistas.

Era el mes de Marzo y Zegna inauguraba su primera colección de la mano de los artistas argentinos Lucy y Jorge Orta en el Museo Maxxi de Roma.

Instalados en la región parisina e inspirados en la cultura italiana y más precisamente en las siete colinas de Roma, los dos artistas imaginaron unas “casas nómadas” fabricadas con tejidos y ropa de Zegna, denominando a su exposición “Tridimensionale”.

Fueron dos días frenéticos de trabajo con prensa y personalidades del mundo de la cultura y el arte. Presentaciones, conferencias de prensa y exposiciones organizadas en un perfecto calendario.

Yo tratando de memorizar conceptos abstractos, nombres de artistas y obras de arte. Debo de decir que soy una neófita en materia de arte.

Entre las sorpresas del viaje, nos deleitaron con una cena a puertas cerradas dentro de la Galería Borghese en Villa Borghese. Imagínense lo que fue disfrutar de una velada y exquisita comida entre las obras de Caravaggio, Rafael y Bernin…

Y para concretar el viaje, una visita privada a la Capilla Sixtina, solo para un selecto grupo de personas donde nos dejaron apreciar la obra maestra de Miguel Angel, sin gente, sin turismo y con un experto guía!

Lo mejor del viaje: degustar el tiramisú romano!